sábado, 3 de diciembre de 2011

No es oro todo lo que reluce en esta crisis: Islandia

Artículo escrito por David Couso

Los mitos forman parte del sistema de creencias de una cultura o de una comunidad, la cual los considera historias verdaderas. Su carácter fantástico ha hecho que algunos consideren que los mitos son mentiras y por ello utilicen ambos términos como sinónimos. Sin embargo, los mitos sólo son entendibles en su contexto. Para una persona ajena a éste, los mitos de cierto grupo resultarán inentendibles o absurdos.


Podríamos empezar así la explicación de lo mucho que se oye del caso Islandés, pero como dice la expresión: “Oro parece, plata no es”.En diversos foros y blogs que encuentro por la red, se habla mucho del plante económico al Fondo Monetario Internacional, en adelante FMI, de juzgar y encarcelar a banqueros y políticos, de negarse a pagar esa crisis la ciudadanía y un sin fin de comentarios que nos hacen envidiar a este país. Pero las cosas lejos de ser como las pintan son totalmente diferentes…
           
Islandia, país localizado en el extremo noroeste de Europa cuenta con una población de 317.398 habitantes (Fuente: Banco Mundial, indicadores del desarrollo mundial. 2010).Debido a la caída de Lehman Brothers el país entró en recesión y esa maravillosa burbuja de “nuevos ricos” estalló. El número de tarjetas de crédito y coches de alta gama en Islandia era cuantioso, el nivel de vida era desorbitante; las hipotecas, el dinero, el lujo,… Todo iba viento en popa hasta que los tres principales bancos del país entraron en bancarrota, su población entró en estado de “shock” y sus autoridades balbuceaban.


La población salió a la calle, a que tonto se le pasaría este dato si no fuera más que eso: TONTO. Familias que habían perdido todos sus ahorros, jóvenes con casas recién compradas en la calle. Pasaron de la opulencia a la catástrofe. Hicieron caceroladas sistemáticas contra el gobierno y los principales bancos del país, consiguieron hacerlo caer y mediante un referéndum se negaron a pagar esa crisis del capitalismo financiero…. Hasta aquí es la información como nos la habían pintado, pero hay unos datos que no sabemos o desconocemos:

Islandia está  plegada al FMI: ha sido intervenida, ha sido rescatada. Horror!! Mentira!! Verdad!! Muchos podremos pensar que esto no es así pero los datos y los hechos hablan por si mismos: su deuda exterior continua aumentando y alcanzará el 251% del PIB al final del 2011 (datos de septiembre), siendo de ella un 66,5% pública y un 185% privada, esta última a satisfacer por parte de familias, bancos y empresas del país.


En 2011, Islandia crecerá un 2,1% pero la manera de hacerlo no es por negarse a asumir la deuda, sino a raíz de la bajada de salarios (estos han descendido una media del 11,65%, en algunos sectores por encima del 20%), incremento del IPC en un 30,7% desde el inicio de la crisis, el impuesto de sociedades paso del 18% al 15% (principal tributo al que están sujetas las pequeñas y grandes empresas) convirtiéndose en uno de los más bajos del planeta.

Según el economista Jón Daniélsson, el ajuste presupuestario Islandés y el recorte del estado de bienestar son especialmente profundos. Su crecimiento se está produciendo en base a reducir los gastos en materia de sanidad, educación, pensiones y servicios sociales. Algo similar ha sido puesto en práctica por el PSOE en el final de su legislatura y es lo que se vaticina con la llegada al gobierno del PP (autodefinidos como el Partido de los Trabajadores).

Islandia está saliendo de la crisis reduciendo los salarios reales de los trabajadores, menguando el gasto en política social y mediante el aumento de la presión impositiva sobre las clases medias.

Después de este breve artículo lanzo la propuesta a la ciudadanía de este país de salir a la calle, es algo inevitable, a exigir unos derechos públicos de calidad, a no aceptar sus políticas degenerativas del estado del bienestar, a que la crisis capitalista se debe resolver por otras vías y no por la política de recortar servicios que no generarán consumo ni gasto ni siquiera favorecerán la creación de puestos de trabajo. Es hora de plantar cara y decir que los ciudadanos no somos mercancía, ni aceptamos como válida  la  gestión que se está dando a esta crisis. 



                         Publicado por David Couso

5 comentarios:

  1. Interesante reflexión, pero no comprendo bien que alternativas planteas. Los islandeses movidos por el extremo de la crisis no han tenido más remedio que cortar por lo sano, dejar que los bancos se hundan, enjuiciar a los políticos etc.
    ¿Qué debemos hacer nosotros? Es muy fácil decir no debemos esto, no debemos lo otro, hay que plantar cara... ¿A qué? Si hemos tenido unas elecciones y resulta que vota un 70% del censo y sale la derecha con mayoría absoluta, el voto en blanco es casi inexistente, y nuestra Ley electoral aúpa a ETA (Amaiur) con grupo propio al Parlamento y Senado. La verdad, admiro y me gustaría ser islandés, por suerte soy Narniano y solo estoy aquí de paso.

    ResponderEliminar
  2. Además de sacar a relucir datos del mito Islandés y desmontarlo, propongo o llamo a la ciudadanía a seguir saliendo a la calle.
    En Islandia han enchufado dinero a su sistema económico, no permitirían dejar que este caiga. Han enjuiciado, pero no han metido en la cárcel a casi nadie por no decir a ninguno de esos directores de bancos.

    En este país de pandereta (España ) deberíamos dejar de perdonar causas a banqueros y políticos metidos en tramas de corrupción y potenciar una justicia que de verdad fuese independiente. Observo la connivencia existente entre estos poderes y la manera con que se escudan unos a otros.

    Hay medidas para salir a esta crisis, pero con reformas laborales, medidas de austeridad a los servicios públicos, la no potenciación de los salarios, bajada de impuestos a los que más tienen; alargan mucho más una posible salida o recuperación. De esta manera no saldremos nunca.

    El poner al mando de países a tecnócratas que han trabajado para los principales causantes de esta crisis ( G&S ) no es la mejor manera de solucionarla. Se abandona el concepto de democracia y soberanía nacional en favor de un concepto neoliberal que aboga por que el estado controle lo menos posible. Dejando los principales sectores del estado de bienestar en manos de empresas privadas.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón Manuel en lo que planteas, pues queda un cierto desasosiego ya que podemos pensar que si en Islandia, donde el pueblo de una manera mas o menos contundente y sobre todo democrática ha respondido para que quienes originaron la crisis no quedaran impunes, no ha podido evitar, como cualquier otro país de la zona euro, la oleada de expolios del estado del bienestar que asola en estos momentos a todos los estados, ¿cómo pedir que los ciudadanos tomen las calles, si eso no ha servido en Islandia?

    Este razonamiento es cierto salvo por un importantísimo detalle: Islandia finalmente ha tenido que ser rescatada, lo que ha supuesto un importante "préstamo" o inyección del FMI...y ya sabemos con qué condiciones (en varios post de este blog aludimos a la citada "receta neoliberal") se "prestan" esos fondos.

    El caso de España, por utilizar el paralelismo con Islandia, tiene remedio si finalmente no somos rescatados.El problema es que, como hace tiempo que decimos, las medidas de "la receta" aplicadas a las economías antes que se produzca el rescate, en lugar de aliviarlas, estamos comprobando lo que decíamos, que empeoran la situación enfriando el consumo y generando mas desempleo y mayor desconfianza financiera, precipitando, como digo, a las economías en los brazos del FMI vía rescate...¿qué curioso no?
    Por tanto, lo que apunta David es plenamente válido; en España estamos a tiempo de no caer en rescate,cambiando el rumbo de la economía.Sabemos el fruto que da la política de recorte o consolidación financiera; insistir en estas mismas medidas, solo traerá mas, de lo mismo: mas paro y menos reactivación económica...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Vale,estoy completamente de acuerdo con Manuel. e.d., no entiendo el post. Si en e´l se desmonta el valor del único país que ha conseguido movilizar lo suficiente a la población y que ha penalizado, con cárcel, ( como por otro lado es lógico hacer con los estafadores), y sin embargo todo ha sido un fracaso..qué alternativa planteabas?
    Y por otro lado, de acuerdo con las respuestas de tuya y de David. Vale, ok, protestemos!. Sabes?,creo que en este pueblo que ha sido capaz de darle un cheque en blanco al partido para el que la receta que aplicaba el PSOE ( como excepción) es la única que entienden y que son capaces de cocinar...,qué va a salir más allá de dejarnos "el circo" para que nos desahoguemos y al final traguemos el caldo gordoque nos cocinen.

    Sinceramente, creo que los actuales dirigentes de los sindicatos no tienen fuerza moral para movilizar ni para exigir al trabajador que se sacrifique y se juegue un recorte más ( con huelgas) de su ya precario salario y mucho menos el puesto. Que nos vayan a contar que no nos pueden despedir por hacer huelga es un cuento como el de la lechera que nos cuenta rajoy y toda la fórmula capitalista.

    Y,no contamos con los medios de comunicación. Son en gran medida responsables de la falta de formación de la población, del individualismo en el que hemos caído. Son como loros. repiten y repiten titulares y son incapaces de "popularizar" otras fórmulas con tanta insistencia como popularizan todo el rollo de las malditas "Agencias" y la urgencia en que asumamos los recortes. No son conscientes ( o si lo son) que están tratando el tema ( y es que en realidad así es ) como si se tratara de un chantaje que nos piden unos terroristas, un chantaje que, en este caso el Gobierno, los Gobiernos,lejos de sacar pecho están encantados de que nos rasquemos los curritos el bolsillo para pagarlo

    ResponderEliminar
  5. Con este artículo buscaba desmontar los mitos, que se dan en el caso de Islandia. Otro de ellos es el crecimiento del PP en España y si hacemos caso a los % apenas subió 0´98 respecto del 2007. Y nos van a someter a unos recortes contra lo servicios públicos brutales. Destrucción del estado de bienestar por mucho que nos digan.

    En Islandia su población salió a la calle, caceroladas sistemáticas delante del parlamento, enfrente de las sedes de los bancos y no pararon hasta ver como caía el gobierno. Se redactó una nueva constitución a través de 50 ciudadanos que representaban a la ciudadanía Islandesa. ¡Eso si que es digno de mencionar! Pero que no se ha pagado la deuda es falso. Que no se han aceptado los postulados del FMI es erróneo. Que se encarceló a Banqueros no es del todo cierto, están enjuiciados. Me recuerda al caso del indulto del Banquero del Santander, al final indultado y ¿ha pasado algo? ¿se hizo algo? Nadie se movió.

    Creo en los cambios sociales. Creo en la fuerza de la ciudadanía. Es necesaria en los tiempos que corren, mucho más que nunca. Movimientos como el del 15-M han despertado conciencias y han conseguido desenpolvar mentes alienadas por el control de la información de los mass-media.
    Confío en que poco a poco la gente tome conciencia de la fuerza que tiene y no se desinfle este globo de lucha...

    ResponderEliminar